Fecha: 6 de enero, 2017 - 7:00 am

“Una llamada a los Reyes Magos”

vocesdelacultura
Es interesante ver que al mencionar la palabra MAGIA, la ignorancia sub-cultural inmediatamente hace que surjan ideas totalmente equivocadas relacionadas con “trucos de espectáculo” o “asuntos de hechiceros” (!) siendo que la MAGIA es verdaderamente la milenaria y sagrada Ciencia que estudia y aplica la influencia del hombre sobre la naturaleza a través del dominio cabal de las leyes superiores e inferiores del universo (de ahí la derivación lingüística de Magia, Magistere, Maestría).

El Abad Louis Constant en el siglo XIX, ya señalaba esta ignorancia y contradicción del vulgo: “El calificativo de mago añadido al nombre de Simón convirtió a la Magia en algo horroroso para los cristianos; pero no por ello cesan de honrar la memoria de los Reyes Magos que adoraron al Salvador en Su cuna.” (!)

Así pues, en estas fechas de la “bajada de Reyes”, decimos junto al Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière: “Hagamos una llamada a los Reyes Magos para que vengan, UNA VEZ MÁS, a reconocer AL MAESTRO DIVINO, al cual saludaron en Su Cuna hace cerca de 2.000 años.”

Convoquemos una vez más a aquellos Reyes Magos (símbolos atemporales del reconocimiento iniciático al CRISTO eternal), para que nos concedan el SABER de Síntesis que permita descubrir y comprender al Cristo en su Segunda Venida (Nacimiento acaecido el 18 de enero de 1916 en París- Francia) principalmente a través de la LUZ de Su Pensamiento (expresado en sus 100 libros) que -como Espíritu Santo- permitirá con su difusión y mayor aplicación, aquel reinado de la Paz y la Comprensión tan esperada, aquella Edad de Oro (el Reino del Espíritu Santo) anunciada desde hace milenios por todas las culturas.

Para comprender mejor este amplio simbolismo de los Reyes Magos podemos acudir al Pensamiento Crístico del Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière y de su Discípulo Predilecto el Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares:

“Se podría igualmente relacionar a los “Magos” con las tres Grandes Escuelas Iniciáticas (y es preciso recordar que con el nacimiento de Jesús nos encontramos en el cruzamiento de 3 Continentes: Asia- Europa – África) pero se siente que los primeros cristianos han seguido en ello sobre todo la vieja concepción del Triple Magisterio (“Trismegiste”). Se sabe que Hermes Trismegisto sería el Héroe de las primeras Civilizaciones del Egipto Antiguo, pero que su nombre podría ser, bien un epónimo, o bien justamente las 3 “Maestrías” (“Trismegiste”) reunidas en un Colegio Esotérico (Hermes) y es, por otra parte, de los estudios especiales de esos Santuarios que ha nacido el término Filosofía “Hermética” (Doctrina Secreta, escondida, hermética).”

“Los 3 Magos (emblema de los 3 Grandes Colegios Iniciáticos: Europa, Asia y África) se presentaron cargados de oro, incienso y mirra. Igualmente, ese Triple-Magisterio reunido en ese lugar (el Cercano Oriente está justamente en la encrucijada de los 3 continentes) simbolizaba, por sus atributos, las 3 Grandes Ciencias Superiores: la Alquimia, la Astrología y la Magia.”

“En lo concerniente al verdadero sentido de esas Ciencias llamadas Ocultas, nadie pensaría seriamente en nuestros días en negar su existencia. [1] La Alquimia es la Gran Obra de transmutación Espiritual; es tanto el sistema Yoga como el método de la Qabbalah, a lo cual es preciso agregar, en el plano práctico, el trabajo de los físicos y todas las experimentaciones de la energía nuclear. [2] La Astrología es, ante todo, la base de la enseñanza iniciática, es en cierta manera la ciencia intermediaria entre la Alquimia, con la experiencia de la transmutación, y la Magia, con la maestría de los poderes. Es con la Astrología que se aprende verdaderamente a conocer al mundo y a los hombres, tanto como a conocerse a sí mismo. En el plano práctico, ella viene en socorro igualmente como ciencia intermediaria para todas las partes secundarias de la Ciencia (meteorología, astronomía, astronaútica, etc.), de ahí su nombre más moderno de COSMOBIOLOGÍA: conocimiento del Cosmos y conocimiento del Ser.”

“[3] En fin, la Magia o “Magisterio” es la verdadera “Maestría”, la Ciencia de los Maestros que no está permitida más que a los verdaderos Iniciados. No obstante, en el plano práctico, puede sobreentendérsela como una hiper-física o una hiper-química.”

“Así, nuestros tres ejemplos de ese Saber catalogado como Ciencias Ocultas, son sin embargo el símbolo tangible del Ser Humano Perfecto, del Hombre-Dios, del Cristo; y es en este sentido que es preciso comprender la representación de los Tres-Reyes-Magos que llegan a ofrecer sus presentes simbólicos: El SABER caracterizado por el oro, el incienso y la mirra, que son las características de la Alquimia, la Astrología y la Magia.”

Así pues, podemos concluir que, para estar en la capacidad de reconocer al Cristo en su Segunda Venida (el Cristo Rey, Glorificado y ya no crucificado), ES FUNDAMENTAL que acudamos a los simbólicos Reyes Magos quienes gracias a su SABER, están siempre en la capacidad de reconocer tempranamente –desde sus inicios- al Verbo que se hizo carne.

En otras palabras: nuestros ojos solo se abrirán (“todo ojo le verá”… pero…“el que tiene ojos para ver que vea”…”ven y ve”) a la LUZ de las ciencias SÍNTESIS (Ciencias Sagradas enseñadas en los Grandes Colegios de Iniciación Mayor de la Fundación Orden del Aquarius y en los cursos preparatorios de las Facultades de Altos Estudios de la UNINT-Universidad Internacional de la Fundación Magna Fraternitas Universalis) que son: la Magia, la Alquimia (Yoga-Qabbalah) y la Astrología (Cosmobiología moderna). Ver: www.magnanet.org.